Incontinencia comprar en España y sin estafa

Tipos, síntomas y prevención ante los problemas de incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina a través de la uretra. Una enfermedad común que, a pesar de poder darse a cualquier edad, suele considerarse ser más frecuente en personas mayores. De hecho, son muchos los estudios que sostienen esta teoría. La incontinencia en mujeres afectaría a alrededor del 42% de las mayores de 65 años, mientras que en esa misma franja de edad la incontinencia en hombres rondaría el 29%.

La orina es transportada por dos conductos o uréteres hacia la vejiga, donde se almacena. Los músculos del suelo pélvico, que rodean la uretra, protegen a la vejiga y la mantienen cerrada. Cuando ésta se llena, el cerebro recibe una señal que le informa de que hay que liberar orina. Al estar relajado y preparado para hacerlo, los músculos de su suelo pélvico procederán a abrir la uretra, contrayéndose para dejar que salga la orina. Si este proceso se ve alterado en alguno de sus puntos, puede producirse la incontinencia urinaria. Esta patología puede provocar numerosas molestias en quien la sufre, desde la incapacidad de prevenir el orinado al aumento de la frecuencia del mismo o las pérdidas de orina.

Aunque muchas personas pueden sufrir manifestaciones leves de este problema, si los síntomas de la incontinencia se agravan pueden llegar a suponer verdaderos trastornos en la rutina diaria de los enfermos. La vergüenza ante la imposibilidad de controlar el miccionado o las dificultades higiénicas que ello conlleva hacen que los pacientes con incontinencia urinaria busquen un tratamiento eficaz que pueda complementar a los tradicionales pañales para la incontinencia o a los ejercicios para la incontinencia urinaria. Los fármacos pueden ayudar a recuperar su calidad de vida anterior a los pacientes. En Fundación Salud encontrará el tratamiento por prescripción médica más adecuado para su caso: Detrusitol o Vesicare, dos de los fármacos más eficaces para esta patología.

Fabricado por
Detrusitol
Fármaco Detrusitol
Detrusitol es un medicamento oral para tratar patologías asociadas a la vejiga hiperactiva, como las pérdidas de orina o incontinencia urinaria. Su ingrediente activo (Tartrato de Tolterodinano) no solo funciona relajando los músculos de la vejiga, si no que también aumenta la capacidad de la vejiga para retener la orina, lo que reduce la necesidad de liberar la misma.
astellasFabricado por
Vesicare
Envases de Vesicare
Vesicare es un efectivo medicamento para reducir los síntomas de la incontinencia urinaria. Cada comprimido contiene el principio activo Succinato de Solifenacina, que inhibe los receptores que hacen que los músculos de la vejiga se contraiga, favoreciendo a relajarlos y evitando síntomas como la urgencia de orinar, la incapacidad de contención y el goteo.

¿Cuáles son las causas de la incontinencia?

La incontinencia urinaria se produce cuando se interrumpe el proceso natural que se encarga del control y almacenaje de la orina. Los orígenes de esta patología son muy diversos y en función de ellos se establecen los distintos tipos de manifestaciones de la misma. Sin embargo, entre las principales causas de la incontinencia encontramos:

Debilitamiento del suelo pélvico. Los músculos de esta zona, encargados de mantener cerrada la uretra, pueden perder elasticidad. Esta situación puede afectar tanto a hombres como a mujeres, siendo reversible.

Maternidad. La incontinencia urinaria puede ser una de las consecuencias tras el embarazo y el parto. Los cambios hormonales, la presión ejercida por el útero sobre la vejiga y el propio esfuerzo del parto pueden provocar fallos en los músculos pélvicos.

Menopausia. El descenso en los niveles de estrógenos puede afectar negativamente a la resistencia de los músculos pélvicos y abdominales, originando pérdidas.

Sobrepeso. El exceso de peso supone una presión adicional para la vejiga y los músculos de la zona.

Otras causas. La incontinencia urinaria también puede deberse a: problemas médicos (infarto cerebral, demencia, diabetes, daños neurológicos), efectos secundarios de la medicación o a infecciones de orina (que provocan hipersensibilidad de la vejiga).

¿Qué tipos de incontinencia urinaria existen?

Esta enfermedad puede manifestar distintos síntomas. En función de ellos, distinguiremos otros tantos tipo de incontinencia urinaria. En general, suele hablarse de cuatro categorías principales. Son las siguientes:

Incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE). Este tipo de incontinencia puede aparecer como consecuencia de un esfuerzo físico que provoca una cierta presión en la zona abdominal. Una musculatura pélvica debilitada puede no ser capaz de cumplir con su función de refuerzo de la vejiga, permitiendo que se escape la orina. Puede darse con actividades tan cotidianas como la tos, la risa, los estornudos o el ejercicio físico.

Incontinencia urinaria de urgencia (IUU). Se produce la pérdida involuntaria de orina con carácter urgente. Por urgente se entiende que el paciente nota la necesidad repentina de miccionar, sin ser capaz de posponerla. La sensación es clara e intensa.

Incontinencia urinaria mixta (IUM). El tipo mixto comprende los casos en que la persona experimenta una percepción de pérdida involuntaria de orina como resultado tanto de la urgencia anterior como de la de esfuerzo.

Otros tipos de incontinencia urinaria. Además de los descritos anteriormente, hay otros tipos de incontinencia como: la incontinencia transitoria (debida al uso de ciertos medicamentos, al estreñimiento grave o a una infección), la incontinencia urinaria por rebosamiento (se producen pequeñas pérdidas de orina porque la vejiga está normalmente llena y nunca llega a vaciarse por completo, más frecuentemente en las mujeres), incontinencia funcional/inconsciente (la persona que la sufre no es capaz de llegar al baño a tiempo, por lo que no puede responder adecuadamente al deseo de orinar), incontinencia urinaria continua (es la pérdida involuntaria y constante de micción) y enuresis nocturna(incontinencia durante el sueño).

¿Cuáles son los síntomas de la incontinencia?

El tipo de incontinencia urinaria que se padezca es determinante para definir sus síntomas.

Incontinencia urinaria por estrés: El principal síntoma de la IUM es la filtración urinaria que se padece cuando la vejiga se presiona, como por ejemplo cuando se tose, estornuda, se ríe o se hace ejercicio físico.

Incontinencia urinaria de urgencia: El síntoma principal de esta enfermedad es una necesidad repentina de orinar.Otros síntomas que pueden sugerir que usted tiene esta patología incluyen la necesidad de orinar varias veces durante la noche y durante las relaciones sexuales.

¿Cómo prevenir la incontinencia?

Aunque no siempre es posible prevenir la incontinencia, es posible mejorar sus síntomas o prevenir su desarrollo realizando algunos cambios en su estilo de vida. Teniendo en cuenta que el exceso de peso puede aumentar las posibilidades de sufrir incontinencia, se recomienda seguir una dieta sana y equilibrada. Para evitar la incontinencia masculina como femenina, es interesante realizar ejercicios para reforzar la musculatura pélvica. Además, reducir el consumo de alcohol y cafeína puede ayudar a disminuir la actividad de los riñones y prevenir la inflamación de la vejiga.

Tratamiento para la incontinencia

La incontinencia urinaria puede ser tratada con distintos fármacos por prescripción médica, dependiendo del tipo que sea. Acompañados de las recomendaciones anteriores, suelen ser muy efectivos a la hora de mejorar la calidad de vida de quienes padecen incontinencia. Medicamentos por vía oral y con receta médica como Detrusitol y Vesicare sirven para fortalecer la vejiga y mejorar su estabilidad, reduciendo así la urgencia urinaria.