Fundación Pere Tarrés

Una fundación tiene como objetivo y finalidad la de solventar y ofrecer ayuda a diversos sectores de la población enfocándose a determinadas necesidades. Las fundaciones tienen unos principios basados en el desarrollo de la sociedad y promoviendo actividades lucrativas para el bienestar común.

Las fundaciones contribuyen a unas mejoras en las condiciones de los individuos ya sean ayudas para encontrar trabajo, problemas jurídicos, atención ante riesgo de exclusión social, problemas de salud, ayudas para la educación…

Fortalecer los derechos de los más desfavorecidos de la sociedad es un acto de solidaridad y humanidad.

Los gobiernos no consiguen abastecer a toda la población (y menos ahora con la actual crisis económica a la que estamos sometidos) por tanto, la demanda de socorro ante los más necesitados se ha incrementado en estos últimos años.

La Fundación Pere Tarrés cuenta con más de 50 años de labores lucrativas relacionadas con actividades sociales y educativas fomentando el desarrollo y fortalecimiento de estos dos ámbitos. La misión de esta organización se cimenta en valores de humanismo cristiano para fortalecer y promover la educación y la inserción social a los más desfavorecidos. La finalidad es promover la educación y la cultura mediante actos sociales para el desarrollo y crecimiento de la persona basándose en códigos éticos.

Las acciones que se llevan a cabo son programas de atención, de movilidad y educativos para promover la educación y el crecimiento personal. Cerca de 300.000 personas son beneficiarias de los proyectos que se llevan a cabo en la fundación entre la diversidad de programas que se ponen a disposición de los más necesitados.

En la Fundación Pere Tarrés se conciben: centros de esplai (para la atención de los más pequeños de forma lúdica y educativa), centros de atención diaria (para el soporte y atención de los más desfavorecidos), programas para la educación (gestión de servicio de guarderías, familia, adultos, jóvenes…), proyectos para personas mayores, ayudas a la docencia (universidad y otros estudios, comedores…), intervenciones sociales (albergues, colonias…), consultoría de estudios…

La fundación tiene sede central en Barcelona, además de Tarragona y Madrid. Gran parte de su labor se lleva a cabo en Barcelona y cercanías (pues es donde más relevancia y poder tiene la organización).

Además, colabora con instituciones internacionales y estatales para contribuir en la mejora de sus servicios.

El trabajo y la colaboración son esenciales para el bienestar de todos los miembros de una sociedad.

La coordinación y los programas de las fundaciones abastecen a multitud de individuos en situaciones precarias. La Fundación Pere Tarrés es altamente reconocida por las labores de dinamización social y educativas que desempeñan. Proyectos e iniciativas para el desarrollo son claros ejemplos de humanidad.

Contribuir en el desarrollo y mejora de las necesidades básicas de la sociedad mediante el impulso de ayudas, proyectos y programas para fortalecer los derechos humanos beneficia en la integración de ciertas personas en la sociedad.

Es evidente que en estos últimos tiempos el auxilio de determinados sectores se ha elevado. Brindar e intervenir en situaciones precarias es el objetivo y la meta de las fundaciones del mundo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *