El declive de la comida rápida comprar en España y sin estafa

Por : Paz Quintero | Publicado : 28/05/2015 | Publicado el : Curiosidades | Comentarios
Fundación Salud

En los últimos años, la moda del fast food parece estar extinguiéndose progresivamente. Y como prueba de ello, está el dato que indica que entre 2014 y 2015 han descendido significativamente las ventas de reconocidas marcas de comida rápida. El principal motivo: no ofrecer a los clientes alternativas sanas y beneficiosas para la salud.

Una de las cadenas internacionales más importantes ha tenido que cerrar este año 700 locales en todo el mundo. Tras un 2014 lleno de pérdidas, sus ventas han continuado cayendo un 2,3%. En el campo de las bebidas carbonatadas, una de las empresas más famosas ha comunicado el cese de 2000 puestos de trabajo durante los primeros tres meses de 2015. Y en la segunda mitad de año pasado sufrió un descenso en sus ganancias de un 14%.

A nivel mundial, las mayores pérdidas en el terreno de la comida rápida son las de Asia, Oriente Medio y África (8,3%) seguidas por las de Estados Unidos (2,6%) y Europa (0,6%).

Un cambio progresivo

Las visión que la población tiene hoy de la comida rápida dista mucho de la que tenía hace tan solo unos años. Ahora, los consumidores están preocupados por la falta de información sobre el origen de las materias primas y el escaso control de seguridad en el procesamiento procesamiento y envasado de los alimentos. Concretamente, las principales inquietudes vienen por el descontrolado uso, en animales y vegetales, de:

  • Aditivos artificiales (conservantes, colorantes, edulcorantes y potenciadores de sabor).
  • Hormonas (estrógenos sintéticos, testosterona y hormona del crecimiento).
  • Antibióticos.
  • Grasas trans.
  • Transgénicos.

Nuevas alternativas

Los consumidores están ya exigiendo nuevas opciones a la hora de salir a cenar que incluyan productos ecológicos, libres de hormonas, de origen natural y procedentes de cultivos orgánicos. La gente prefiere gastarse un poco más si con ello garantiza una mayor calidad de los alimentos. Esto ha permitido un descenso en los precios y que comer sano ya no es un lujo reservado para unos pocos. En consecuencia, las compañías del negocio de la hostelería han tenido que tomar conciencia de la necesidad de un cambio de actitud. Incluso se ha reinventado el término: ahora se habla de comida moderna o fast casual.

Los años venideros decidirán si las marcas de comida rápida podrán coexistir o sobrevivir a esta nueva competencia saludable. Por el momento, resulta muy positivo este cambio de rumbo hacia unos mejores hábitos alimenticios.

El final de la comida rápida

Añada esta infografía en su página

Añadir comentario

Nombre:*
Email:
Comentario:*
 
Artículos relacionados
carne de caballo

La carne de caballo a examen: ¿cuáles son sus propiedades?

Frutoterapia

Frutoterapia: Mitos y verdades

Google Flue Trends: Prevee la gripe

Google precide los brotes de gripe

que significa jet-lag

¿Por qué sufrimos jet lag o descompensación horaria?

Nuestras redes sociales
Visit Fundación Salud España's profile on Pinterest.