¿Es realmente fiable el IMC? comprar en España y sin estafa

Por : Redacción Fundación Salud | Publicado : 19/08/2013 | Publicado el : Belleza y nutrición | Comentarios (1)
Índice de Masa Corporal

La obesidad es una de las enfermedades con mayor prevalencia en la actualidad, tanto en España como a nivel internacional. El exceso de grasa corporal no entiende de edades, de sexos ni de otros condicionantes, afectando por igual a niños como a adultos. Un ritmo de vida sedentaria y una alimentación poco equilibrada son los principales factores de riesgo a la hora de desarrollar obesidad. Para evitar que ésta desencadene otros problemas de salud asociados (tales como diabetes o hipertensión), es recomendable buscar ayuda médica para encontrar el tratamiento para la obesidad más adecuado en cada caso. El primer paso es elaborar un diagnóstico que permita evaluar la gravedad de la misma. El Índice de Masa Corporal suele ser tomado como referencia para ello. Sin embargo, cada vez son más las voces que reclaman un patrón de medida más completo. Veamos cuáles son los puntos débiles del IMC.

¿Qué es el IMC?

El IMC o Índice de Quetelet es una fórmula que asocia el peso y la talla de la persona para valorar su estado de salud. Se calcula de la siguiente forma: masa / altura2. La cifra obtenida ha de ponerse en relación con una tabla que varía en función de la edad y el sexo. En general, se considera que el peso de una persona saludable ha de situarse entre 18,5 y 24,9 puntos. Por encima y por debajo de ese valor, estaríamos hablando de obesidad y delgadez. En la actualidad, es el punto de referencia utilizado tanto por profesionales de la salud como por las autoridades sanitarias internacionales, desde el Instituto Nacional de la Seguridad Social a la Organización Mundial de la Salud. Desde dichas instancias, se recomienda encarecidamente controlar el IMC para prevenir el sobrepeso y la obesidad, minimizando así el riesgo de sufrir otras patologías asociadas.

¿Cuándo no es fiable el IMC?

A pesar de la utilidad del Índice de Masa Corporal a la hora de medir el estado de salud de la persona, sus valores no son siempre válidos. De hecho, son muchos los especialistas que reclaman una fórmula alternativa más completa que incorpore otras variables que no son tenidas en cuenta en él. Y es que, por ejemplo, en el caso de los deportistas, el IMC tiende a dar resultados de lo más confuso. Al no distinguir entre el peso corporal asociado a la acumulación de grasas y el motivado por un mayor desarrollo de la masa muscular, tiende a ofrecer una perspectiva errónea. Además, no resulta fiable tampoco en personas que, presentando un exceso de grasa en el organismo, no sufren un aumento de peso. Por eso, lo mejor es considerar esta medida como un punto de partida en un diagnóstico más amplio y complejo.

Comentarios

Comentarios anteriores

Añadir comentario

Nombre:*
Email:
Comentario:*
 
Artículos relacionados
Comida Navidad para Diabeticos

Disfrutar de las navidades siendo diabético

sedentarismo y diabetes

El sedentarismo atrae la diabetes

cereales para la obesidad

El desayuno con cereales, ideal para reducir el IMC

desayunar es importante

¿Conoces los efectos que produce el saltarse el desayuno?

Nuestras redes sociales
Visit Fundación Salud España's profile on Pinterest.